jueves, 27 de enero de 2011

Enredados




La manera de presentarse entre dos perros cuando se encuentran es la de olerse el culo.
Si hablamos de dos perros del mismo tamaño no hay problema, se olerán a la vez, si uno es grande y el otro es más pequeño el que gire antes olerá primero y el otro se conformará con ser el último en presentarse.
Mientras los perros son ajenos a todo aquello que sucede fuera del culo a oler, ocurre que los respectivos dueños que llevan a sus respectivos perros atados están luchando para que las correas entre los frenéticos giros de sus perros no se crucen, todo para que al final sus perros puedan oler a gusto ;).
Con el consiguiente resultado.

2 comentarios:

Publicidad EnCubierta dijo...

Mis padres se conocieron en el tren que iba de Salamanca a Madrid; mi madre se quedó dormida sobre el hombro de mi padre, y aunque eso, de por sí, no dió lugar a mi gestación, acabaron casándose, y después sí, después vino lo otro y unas cuantas cosas más. Quiero decir con esto que los protagonistas humanos de tu enredo gráfico tienen muchas posibilidades de acabar siendo algo más que amigos :-)

Angela Aguado dijo...

Mi vida ya esta enredada a otra, pero puede ser que los protagonista caninos si tengan esa posibilidad.
Bonita historia de tu llegada al mundo.